¿A qué se debe la extinción?

Todo organismo vivo debe morir tarde o temprano., y lo mismo ocurre con las especies. Al igual que los individuos, las especies  “nacen” (por el proceso de especiación), persisten durante algún tiempo y luego perecen.

El destino final de toda especie es la extinción, esto es, la muerte de todos los integrantes de una especie. De hecho, al menos el 99.9% de todas las especies que alguna vez han existido están extintas hoy en día. El curso natural de la evolución, puesto al descubierto por el registro fósil, es una continua renovación de las especies, a medida que unas surgen y otras se extinguen.

La causa de extinción inmediata es probablemente siempre un cambio ambiental, ya sea en la parte animada o en la inanimada del medio. Dos características parecen predisponer una especie a la extinción cuando el ambiente cambia: La distribución localizada y la especialización excesiva. Los tres cambios ambientales principales que provocan la extinción de especies son la competencia entre especies, la introducción de nuevos depredadores y parásitos y la destrucción hábitat.

– La distribución localizada y la especialización excesiva aumentan la vulnerabilidad de las    especies ante los cambios ambientales.
– Las interacciones con otros organismos pueden llevar a una especie a su extinción.
– El cambio y la destrucción del hábitat son las causas principales de la extinción.
 

Texto tomado de: Biología, la vida en la tierra. Sexta edición. Pearson educación.

Deja tu comentario!